Saltar al contenido

5 modelos de “oficina” que la pandemia impulsó en este último año

Para hablar de oficinas, tenemos que remontarnos al 31 de diciembre del año 1600. En esa fecha, la Compañía Británica de las Indias Orientales crean la primera oficina de la historia. En ella, una larga fila de empleados llevaban la contabilidad y administración de la empresa. 

Con el pasar del tiempo las oficinas han ido cambiando según va avanzando la tecnología. Primero fueron las máquinas de escribir y fotocopiadoras, luego llegaron las computadoras de escritorio, más tarde las laptops.

Ahora, debido al confinamiento que vivió el mundo entero producto de la pandemia del COVID-19, la forma de trabajo cambió, y muchas empresas se vieron en la obligación de adaptarse, aún cuando no estaban listas para el cambio.

Según el Chartered Institute of Personnel and Development, una asociación de recursos humanos con base en Londres, la mayoría de las empresas tendrán sus oficinas físicas, pero eso no quiere decir que la forma de trabajo no vaya a cambiar. Según Peter Cheese, director de dicha organización, “la pandemia está obligando a pensar de manera diferente a los empleadores sobre la viabilidad de permitir a sus empleados trabajar de forma flexible”.

A continuación te presentamos los 5 modelos de oficina que existen actualmente:

Oficina 100% remota

Un modelo que fue adoptado por el 100% de las empresas durante semanas o algunos meses. En esta clase de oficina se pierde el contacto físico por completo, y en su lugar entran plataformas como Zoom, Microsoft Teams, Google Meet, entre otras. 

Para este modelo de trabajo, los departamentos de recursos humanos deben de trabajar para fomentar la unidad y trabajo en equipo, sin importar que los empleados se encuentren a kilómetros de distancia.

Modelo híbrido

Consiste en trabajar uno o dos días en la oficina, y el resto de la semana desde casa. Un modelo que muchas empresas han adoptado y que ha funcionado. 

Nicholas Bloom, profesor de economía en la Universidad de Stanford, especializado en trabajo remoto, comentó en la BBC que dos días de trabajo en casa por semana son óptimos para lograr un equilibrio entre la vida personal y profesional, reduciendo el estrés y el tiempo de traslado. Sin embargo, no funciona para todo el mundo, sobre todo para quienes prefieren tener una rutina más establecida.

Modelo remoto “plus”

Este modelo consiste en trabajar una semana en la oficina, y las otras tres semanas del mes desde casa. Esto beneficia principalmente a aquellas personas que viven lejos de la compañía en donde laboran. 

Esto también abre la posibilidad de que los trabajadores puedan disfrutar de su vida personal, sin descuidar el área laboral.

Hub & Spoke

Este modelo toma su nombre de un paradigma de distribución radial, que se expande desde el centro, como una especie de “radios” o rayos de sol. Consiste en que la empresa se expanda con oficinas remotas en otras ciudades o países aprovechando las habilidades locales.

Tiempo de calidad

Este modelo no consiste en el lugar en donde se trabaja, sino en la forma y el tiempo. No importa si la persona trabaja de 9am a 5pm; importa más el tipo de trabajo que hizo y que todo fluya de manera correcta dentro de la oficina. 

Cada persona es diferente, por lo que algunos tendrán la necesidad de trabajar más tiempo, mientras que otros lograrán entregar las solicitudes en un tiempo menor que sus compañeros. Eso no quiere decir que trabajen menos, o que los otros trabajen más. 

Nuestro equipo de investigación y desarrollo no pierde de vista las nuevas tendencias a la hora de pensar en el futuro de nuestro portafolio de productos. Sabemos que nuestros equipos deben adaptarse a una oficina que ya nunca será igual a la que teníamos y pensábamos antes de la pandemia”, comentó Angélica Dávila, Gerente Senior de Mercadeo de Acer Latinoamérica.

Deja un comentario